Guaviare, esplendor tallado en piedra

Tipo de noticia: 
Especiales
19 Septiembre 2017
Promocionar una Colombia más grande es la apuesta que tiene ProColombia para mostrarle al mundo los destinos de paz a los que en el pasado no se tuvo acceso por causa del conflicto armado. En una serie de reportajes se describirán estas nuevas zonas, las cuales ahora hacen parte del trabajo misional de la organización. Comenzamos con Guaviare, uno de los lugares naturales más antiguos del planeta.

Por Claudia Pinzón

Al suroriente de Colombia está Guaviare, uno de los suelos más antiguos y biodiversos del planeta ubicado en el Escudo Guyanés, una región geográfica que data del origen precámbrico: la primera y más larga era geológica de la tierra, característica que el país comparte con Guyana, Surinam, Venezuela y Brasil.

 


El departamento del Guaviare es el límite natural entre los Llanos Orientales y la Amazonía. Pisar su suelo significa regresar a la Edad de Piedra. Sus paisajes son majestuosos como el de la Serranía La Lindosa, un lugar natural con casi 12.000 hectáreas de extensión, en donde se encuentran formaciones rocosas frágiles que solo permiten la ocupación indígena y el turismo sostenible.

La puerta de Orión, San José de Guaviare
Puerta de Orión, una piedra de 15x12 mts a 9 kms de #SanJoséDelGuaviare ícono turístico de la región Foto: ProColombia

Túneles, cuevas, puentes naturales de piedra, rocas en posiciones que desafían la gravedad o plantas endémicas como la flor del Guaviare, son algunos de los atractivos que se encuentran en este lugar que se deja explorar con la recomendación a los visitantes para que sean prudentes y respeten tanto la fauna y flora de la zona.

Caminos y cuevas en Serranía de la Lindosa
Caminos y cuevas en Serranía de la Lindosa sumergen a visitantes en un espacio místico recorrido indígena Foto: ProColombia

Su clima es tropical y la temperatura oscila entre los 25°C y 30°C. Por eso, mientras se hacen largas excursiones entre ‘ciudades’ naturales de piedra, es posible encontrar ríos con agua cristalina que permiten ver los hermosos colores de la planta acuática macarenia clavigera.

Rojos, rosados y morados son los tonos de los que esta planta tiñe a ríos como Tranquilandia, un balneario parecido a Caño Cristales, ubicado en el departamento del Meta y reconocido en el mundo como el río de los cinco colores, al tener también a la macarenia clavigera.

Macarenía Clavijera
Admirar la Macarenía Clavijera en Caño Lajas un espacio lleno de vegetación, recreación y cultura ambiental Foto: ProColombia

La biodiversidad de la serranía es muy amplia y es posible hacer prudentes excursiones en algunas de sus cuevas en donde habitan murciélagos, animales dispersores de semillas que cumplen con la importante tarea de evitar la deforestación de los ecosistemas. Entrar a su casa se debe hacer con respeto, sin usar luces fuertes y tampoco el flash de las cámaras. Así se siente cómo revolotean cerca y se escuchan sus chillidos característicos.

Mientras que se camina por toda esta amplia zona otros animales como las aves van apareciendo sin aviso y dejan perplejo a quien las ve por primera vez. Como el gallito de las rocas guayanés, un ave de color naranja intenso con cresta de media luna que tiene en su borde una fina línea negra.

También vuelan guacamayas rojas y loros, animales que en una ciudad solo pueden verse en cautiverio, lo que hace del viaje a Guaviare una experiencia mágica, pues encontrarlos libres en su hábitat natural es una imagen imborrable.

Rocas: los lienzos de tribus indígenas

A la excepcional riqueza natural del Guaviare, se suma otra experiencia que altera los sentidos de cualquier viajero, gracias a la importancia histórica que tienen. Se trata de las pictografías que se encuentran a lo largo de la serranía de La Lindosa.

El arte rupestre de Cerro Azul
El arte rupestre de Cerro Azul refleja rasgos de la actividad humana pasada, fueron pintados con semilla de achiote sobre la superficie rocosa Foto: ProColombia

Los guías locales, los lugareños y sobretodo los expertos de algunas universidades colombianas sostienen que estas pinturas rupestres fueron hechas por los primeros habitantes de esta zona, lo que significa que su origen data de siglos atrás.

En la vereda Cerro Azul es posible ver una muestra de los increíbles dibujos aborígenes. Sus grandes piedras fueron usadas como lienzos por los primeros pobladores para plasmar lo que veían día a día. Con tinta roja pintaron animales, plantas, también lo que parecen ser delimitaciones agrícolas como cultivos, además de individuos ejecutando acciones de caza, danza y oración.

Un artículo publicado en 2015 por la Universidad Nacional de Colombia señala que en esa misma zona se encontraron trozos de cerámica, instrumentos líticos, piezas molares y fragmentos de huesos de húmero, todos encontrados luego de una excavación liderada por el profesor Gaspar Morcote, quien ha trabajado durante dos décadas en la Amazonía colombiana estudiando los hallazgos sacados de los suelos que hacen parte de estas zonas de bosque tropical.

La misma entidad educativa, bajo la investigación del docente Fernando Urbina, descubrió que los indígenas plasmaron en rocas de distintas zonas de La Lindosa animales cuadrúpedos. A estos los pintaron en escenas violentas donde también aparecían cuerpos humanos desmembrados. Los estudios sobre estos bosquejos arrojaron que  se trataba de perros de guerra traídos por los españoles, quienes los usaban como mecanismo de intimidación y terror en las comunidades aborígenes que habitaban dichas zonas.

La laguna de delfines protegida por desplazados

Desde San José del Guaviare, capital del departamento, a tres horas por el río Guaviare se llega a la laguna Damas del Nare, hábitat de delfines rosados llamados por los lugareños como ‘Taty’. Son animales muy amigables, tanto así, que ante los aplausos sacan parte de su cuerpo del agua para saludar a quienes los visitan.

La administradora turística de la laguna es una organización de campesinos. Ellos crearon la empresa Econare que se encarga de recibir a viajeros de todas partes del mundo para mostrarles a los delfines y además, para que  saboreen su comida típica a base de pescado, tubérculos y frutas.

En palabras de Nubia Troncoso, una de las campesinas que creó la empresa junto con su esposo Francisco Amaya, esta actividad les ha generado beneficios no solo económicos, sino personales, pues tanto esta pareja, como otros miembros de la organización turística, fueron desplazados de la vereda del Nare a causa de la violencia.

“Nos gusta recibir turistas, aunque desde Econare nos encargamos de promover un turismo sostenible y comunitario, pues sabemos la importancia de la laguna y lo frágil que puede llegar a ser. Es por eso que les decimos a los viajeros que no usen repelentes o químicos que puedan afectar la estabilidad ecológica de la zona”, cuenta la señora Nubia, quien conquista a los viajeros con las preparaciones que hace en su cocina a base de leña.

Otros atractivos de Guaviare

Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete: reserva natural en donde se mantienen componentes físicos y bióticos gracias a los procesos evolutivos, biogeográficos y ecológicos, que involucran áreas del Escudo Guyanés, el bacín amazónico y el piedemonte andino, cuya combinación y particularidad permiten que sea una de las áreas con alta diversidad biológica del planeta.

Reserva Nacional Natural Nukak: cuenta con varios ecosistemas en donde habitan numerosas especies endémicas propias del Escudo Guyanés. Es territorio ancestral de diversos grupos indígenas autóctonos como los Nukak, Puinave y Curripaco.

Pozos naturales: pozos y grutas subterráneas por donde pasan aguas cristalinas que descienden de la serranía. 

Puerta de Orión: con 12 metros de altura y 15 metros de ancho, esta majestuosa formación rocosa tiene en el medio un agujero redondo.

Ciudad de piedra: es un complejo de rocas de todos los tamaños que forman pasadizos y caminos, los cuales asemejan a una pequeña ciudad.

Raudal del Guayabero: es una corriente de agua del río Guayabero antes de fundirse con el Ariari. Allí habita el delfín gris.

Descargas