Categoría de noticia: 
COVID-19
23 Abril 2020
El Gobierno Nacional continúa tomando medidas para mitigar el impacto del COVID-19 en Colombia en el sector turístico. Con las nuevas decisiones se busca aliviar las obligaciones por parte de los empresarios y preservar los ingresos de algunos actores de la cadena.

Este es el caso del Decreto 575 de 2020, donde se establece una medida económica para el sector de transporte aéreo, la cual consiste en que los contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios que realicen nuevas inversiones, antes del 31 de diciembre de 2021, en el sector aeronáutico nacional por un valor igual o superior a dos millones (2.000.000) UVT (art. 11 Decreto 575 de 2020) podrán acceder a diferentes beneficios. 

 

Uno de ellos se refleja en la tarifa del impuesto sobre la renta y complementarios que será del 27%, (usualmente del 32%). Igualmente, los contribuyentes que realicen estas inversiones, ya sean personas naturales o jurídicas, residentes o no residentes, podrán depreciar sus activos fijos en un período mínimo de dos años, independientemente de la vida útil del activo.

 

Además estas inversiones no estarán sujetas al impuesto al patrimonio, ni los contribuyentes estarán sujetos al sistema de renta presuntiva consagrado en los artículos 188 y siguientes del Estatuto Tributario. Es importante tener en cuenta que en el caso que las inversiones sean efectuadas a través de sociedades nacionales o establecimientos permanentes, las utilidades que éstas distribuyan no estarán sometidas al impuesto a los dividendos.

 

Por otro lado, en el artículo 12 del mismo decreto, se fija que el impuesto a las ventas (IVA) de la gasolina de aviación Jet A 1 y/o gasolina de aviación 100/130 nacionales, será del 5%, (normalmente de 19%), hasta el 31 de diciembre de 2021. Esta misma medida se extiende al servicio de transporte aéreo de pasajeros hasta el 31 de diciembre de 2021 (art. 13).

 

Asimismo, se expidió el Decreto 557 del 15 de abril de 2020para permitir a las aerolíneas tener liquidez durante la coyuntura actual. Aquí se establece que las empresas que de manera regular presten el servicio de transporte aéreo internacional de pasajeros, tendrán plazo para presentar la declaración y pagar el valor del impuesto nacional con destino al turismo como inversión social, correspondientes al primer y segundo trimestre de 2020, hasta el 30 de octubre del presente año. 

 

Esta normativa también les permitirá a los prestadores de servicios turísticos, que cuenten con Registro Nacional de Turismo, realizar reembolsos a los usuarios, que así lo soliciten, en servicios que ellos mismos presten durante el periodo que dure la emergencia sanitaria y hasta por un año más. Esta medida no exonera a las empresas de hacer la devolución del dinero que pagaron los clientes, pero les da la alternativa de hacer la devolución en servicios prestados por ellos y no en dinero.

Descargas