Categoría de noticia: 
COVID-19
15 Mayo 2020
El sector BPO (Business Process Outsourcing) es uno de los mayores generadores de empleo en el país, con más de 583 mil empleados. En 2019 Colombia contaba con cerca de 124.634 agentes de contact centers, convirtiéndolo en el tercer país de la región con más agentes, y se estima que para 2020 supere los 130.000, acorde a cifras de Frost & Sullivan.

Además, al contar con una excelente calidad de talento local y los salarios más bajos en la región, según Nearshore Americas, el país resalta por sus ventajas competitivas que han llevado a grandes empresas a trasladar sus operaciones a Colombia desde destinos como Argentina y Chile para servir a sus mercados nearshore y offshore (principalmente Estados Unidos y España).

 

Según un estudio realizado por Fitch solutions, con el auge de la urbanización, la variedad en la composición de la fuerza laboral de Colombia ha aumentado, llevando a que el sector de empleo más grande sea el sector de servicios, con el 70% de la fuerza laboral, seguido por el sector industrial (17%) y el sector agrícola (13%).

 

Estas cifras, al igual que las expuestas en los recientes análisis de Frost & Sullivan, donde las ventas del sector representan el 13.1% de la región, superando a países como Argentina, Perú y Chile, demuestran que el mercado de tercerización de servicios en Colombia sigue en auge y en desarrollo. 

 

En medio de la coyuntura por el COVID-19 las cifras siguen siendo alentadoras. Recientemente se anunció que los centros de llamadas y empresas BPO podrían generar más de 15.000 empleos en Colombia (Revista Dinero). De los cuales 9.500 serían en Bogotá, 3.100 en Medellín, 1.150 en Barranquilla y 765 en Eje Cafetero.

 

Así mismo compañías como Konecta, han mencionado en medios de comunicación que el 70% del negocio lo trasladaron a las casas, mediante teletrabajo y que en la actual coyuntura no han eliminado ni un solo puesto de trabajo sino que han aumentado la nómina para atender los sectores que se han dinamizado ante la emergencia, especialmente en servicios de domicilios de alimentos y elementos de la salud. 

 

Por otro lado, el 8 de mayo el Ministerio de Salud adoptó el decreto 735 por medio del cual se adoptan protocolos de bioseguridad en la prestación de servicios de centros de llamada entre otros. Este contiene lineamientos frente a la adecuación, mantenimiento y desinfección, elementos de protección, desplazamiento del personal, entre otros. El protocolo es complementario a lo dispuesto en la Resolución 666 de 24 de abril de 2020.

Descargas