06 Septiembre 2017
Forbes, Lonely Planet, Condé Nast Traveller, Frommer's, National Geographic, destacan la calidad turística del país suramericano y de acuerdo con Virtuoso, está entre los diez destinos emergentes más populares para visitar por viajeros de lujo en 2017.
Embedded thumbnail

Dormir en ecohoteles ubicados en la playa, relajarse con servicios de spa en medio de montañas o acampar con glamour rodeado por bosques. En Colombia las experiencias que ofrece la naturaleza se han ajustado a las comodidades del turismo de lujo. 

Así lo afirman los medios y guías turísticas mundiales, catalogándolo como el país de moda y como un destino obligado a visitar en 2017: Forbes, Lonely Planet, Condé Nast Traveller, Frommer's, National Geographic destacan su calidad turística y resaltan la oferta en naturaleza y cultura, y un reporte de Virtuoso anunció que está entre los diez destinos emergentes más populares para visitar por viajeros de lujo para este año. 

Es, además, un destino cercano a Brasil. Conectados a través de 31 frecuencias semanales con Sao Paulo, Rio de Janeiro y Fortaleza, el país reconocido por su gran biodiversidad de flora y fauna, su variedad cultural, de climas y de folclor, llama la atención del viajero de lujo brasileño.

También de diversas partes del mundo. Hace un año arribó a Cartagena, y por segunda vez a Colombia, el crucero aéreo de lujo de A&K con 43 pasajeros de Estados Unidos, Canadá, Indonesia, Reino Unido, Zimbabue, Kenia y Lituania.

“Los empresarios colombianos han adaptado de manera responsable el turismo de naturaleza a un segmento de viajeros que está dispuesto a pagar altas sumas de dinero con tal de vivir una experiencia con comodidades. En lugares como Santa Marta, Apulo o Suesca es posible tener contacto con la naturaleza sin perder lujo o confort”, explica Felipe Jaramillo, presidente de ProColombia, organización estatal encargada de mostrarle al mundo las oferta turística del país.

 

Glamping entre montañas

 

En Suesca, un municipio ubicado a una hora de Bogotá (capital de Colombia), existe la posibilidad de disfrutar de la naturaleza con todas las comodidades. Se trata Niddo, un proyecto que adaptó la tendencia mundial del glamping, el cual consiste en acampar al aire libre con el confort que se puede encontrar en un hotel de lujo.Allí los viajeros se hospedan en tiendas de campaña en medio de un bosque rocoso, pues Suesca es conocido por ser la cuna del montañismo en Colombia. Además de disfrutar de la calma y el silencio entre altos árboles, la experiencia se combina con una buena dosis de aventura al poder escalar grandes montañas.

 

 

Ecohabs frente al mar

 

El Parque Nacional Natural Tayrona es uno de los lugares naturales más llamativos de Colombia. Tiene la montaña costera más alta del mundo llamada la Sierra Nevada de Santa Marta, es hábitat de más de 400 especies de aves y allí habitan cuatro etnias indígenas (kankuamo, kogui, wiwa y arhuaco) que conservan los saberes ancestrales de la región. El hospedaje que se ofrece es atractivo para viajeros de lujo. Allí se encuentran bungalows o ecohoteles, ubicados en playa Cañaveral. 

Este tipo de alojamiento está construido con madera nativa y cubiertos con hojas de palma, un diseño inspirado en las tribus antiguas que habitaban la zona. Cada bungalow tiene vista al mar Caribe y al verde paisaje de la reserva natural del Parque Tayrona. 

 

Un spa en medio de montañas

 

Tratamientos relajantes, menús saludables y disfrutar del paisaje natural de Apulo (municipio de Cundinamarca ubicado a una horade Bogotá), son algunas de las experiencias de Entremonte Wellness Hotel y Spa. Este lugar resulta una experiencia transformadora para los viajeros, quienesencuentran tratamientos personalizados como shiatsu, exfoliaciones y mascarillas faciales, además de actividades al aire libre como yoga, caminatas ecológicas o paseos en bicicleta.