Colombia, el destino ideal para invertir en 2021

Categoría de noticia: 
Noticia
28 Enero 2021
Durante los últimos 50 años, Colombia ha sido el país de la región latinoamericana que más ha crecido, y antes de la pandemia ya sobresalía por su crecimiento económico sostenido.

De acuerdo con cálculos de organismos internacionales y analistas privados, el crecimiento del país estaba encaminado a acelerarse en 2020, si no hubiese sido por los efectos del COVID-19. Aun así, las medidas que ha tomado el Gobierno van encaminadas a recuperar ese crecimiento al alza que venía de los años anteriores.


Con el fin de impulsar la economía, el Gobierno ha entregado paquetes de apoyo al sector empresarial y a los hogares, convirtiéndose en uno de los países que más ha incentivado la reactivación económica en la región, con una inversión de recursos que se ha estimado en 9,6% del PIB.


Además, se prevé que Colombia será uno de los países que lidere la recuperación económica en 2021. Según estimaciones del Banco Mundial, la economía nacional se contraería un 7,2% en 2020 y crecería 4,9% en 2021, con un desempeño mejor que el del promedio de la región (el cual corresponde a una contracción de 7,9% en 2020 y un crecimiento de 3,7% en 2021).


Lo anterior, se traduce en grandes oportunidades para el país, puesto que con una economía más dinamizada se podrán atraer a grandes empresas en el mundo como resultado de su estrategia de relocalización y recuperar los flujos de inversión extranjera directa.

Adicionalmente, las proyecciones de entidades como el Fondo Monetario Internacional y The Economist Intelligence Unit muestran que en el mediano plazo (2022-2025) Colombia tiene mejores perspectivas de crecimiento económico en comparación con México, Brasil, Argentina y Chile. 


De hecho, en el tercer trimestre de 2020 los indicios de recuperación ya se hacían evidentes. Con un crecimiento de la economía positivo de 8,7%, en comparación al segundo trimestre de ese mismo año, se registró una expansión en todas las actividades económicas y en todos los componentes del gasto. 


Teniendo esto en cuenta, ProColombia hizo un breve recuento de las perspectivas económicas para 2021 en los diferentes sectores, así como las oportunidades de inversión y negocios para seguir apostándole a la reactivación del país. 

El auge de las industrias creativas


La virtualización de muchos servicios ha permitido que la tecnología sirva de puente para mantener una interacción que anteriormente sólo era posible de forma física. 


Gracias a la aceleración de este fenómeno, se espera un crecimiento en el uso de servicios como educación virtual, telemedicina, psicología, entrenamiento físico y servicios técnicos remotos, entre otros.


Un ejemplo de lo anterior fue el convenio firmado entre Indra, una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría, y la Secretaría Distrital de Salud de la Alcaldía de Bogotá para implantar una solución de interoperabilidad integral en el ámbito de salud. Este proyecto, pionero en Latinoamérica, permitió mejorar y agilizar la atención a una población aproximada de ocho millones de personas.


En el caso de los servicios de software y TI colombianos, que ya venían con una dinámica interesante en el comercio exterior para el país, cabe resaltar que han tenido un nuevo impulso en Norteamérica, en donde las empresas colombianas han ganado mercado con soluciones de e-commerce, ciberseguridad, Internet de las Cosas y desarrollo web.


El Sector BPO también ha sido protagonista pues las medidas adoptadas en Colombia en la industria de tercerización de servicios han permitido que los call centers, contact centers, centros de soporte técnico y centros de procesamiento de datos sigan con la prestación del servicio durante toda la contingencia. 


De hecho, el sector ha informado un aumento en las llamadas para abordar problemas de salud, la conectividad a Internet y para explorar el alivio financiero del sector bancario. Se calcula que aproximadamente 603.000 trabajos directos tuvieron actividad al cierre del 2020, aumentando en 20 mil nuevos empleos en comparación con el cierre del año anterior, según BPro. 

 

El Sector Agroindustrial continúa su crecimiento 

 

Durante el tercer trimestre de 2020, el sector agropecuario colombiano fue uno de los pocos que registró crecimiento en el PIB, al aumentar 1,5% comparado con el mismo periodo del año anterior, según cifras del DANE.


Este crecimiento se vio impulsado por la dinámica positiva de la producción agrícola, donde se incluyen actividades de apoyo y conexas (+2,2%), ganadería (+1,9%), silvicultura y extracción de madera (5,3%), y pesca y acuicultura (27%).


Así mismo, entre enero y noviembre de 2020, la cadena de Agroalimentos del país fue la única que registró una dinámica positiva en sus exportaciones, alcanzando los USD$ 6.988 millones, un 4,7% más respecto al mismo periodo de 2019.


Algunos de los productos que impulsaron este crecimiento fueron: el café verde (+7,0%; + USD$139 millones); las frutas frescas como el aguacate hass, plátano, mango, lima Tahití, naranjas y arándanos (+22,8%; + USD$59 millones); el aceite de palma (+14,2%; + USD$54,7 millones); y la carne bovina (+58,8%; + USD$38,9 millones).


España, Brasil, México, Corea del Sur y Egipto fueron los destinos que presentaron un mayor crecimiento en compras de productos colombianos, superando en USD$182,4 millones más la cifra alcanzada en 2019.

Además, las proyecciones para América Latina durante este periodo también son alentadoras. De acuerdo con Euromonitor, se proyecta un crecimiento anual del 8,5% en la demanda de alimentos empacados, una cifra que estaría por encima del promedio mundial y convertiría a la región en un mercado de interés que puede ser atendido desde Colombia.


De igual manera, la compra de frutas y hortalizas en la región podría registrar un crecimiento del 9,4%, los productos de confitería un 7,2%, los alimentos frescos un 1,2%, las frutas frescas un 1,7% y los vegetales frescos un 1,4% entre 2019 y 2025.


La apuesta por un turismo sostenible y seguro

 

Más allá de las condiciones excepcionales vividas en 2020, el sector turístico colombiano se posiciona como un eje económico fundamental para la recuperación de la economía nacional. 
Las cifras obtenidas en los últimos años dan cuenta de eso.    


En primer lugar, fue una de las industrias de mayor crecimiento en el país, con una Tasa de Crecimiento Anual Compuesto del 9,7% en cuanto a la llegada de visitantes extranjeros no residentes entre 2013 y 2019. 


Además, entre 2011 y 2019 se desarrollaron 64 proyectos de inversión extranjera directa nueva en las diferentes regiones colombianas, que han generado cerca de US$2.400 millones y más de 15.500 empleos estimados. La tasa de crecimiento compuesto del capital invertido entre estos años equivale al 5.8%. 


Por otro lado, se prevé una diversificación en la oferta turística nacional, gracias a la oportunidad que tienen los productos de naturaleza, aventura y bienestar en un escenario posterior a la pandemia.  
En ese sentido, se ha trabajado de manera coordinada para que los empresarios del sector estén preparados para recibir de nuevo turistas. 


Recientemente se lanzó la primera guía para el turismo de naturaleza en Colombia, una herramienta para que el país aproveche su potencial como destino turístico internacional con prácticas sostenibles y responsables. Esta iniciativa fue liderada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y ProColombia, con el apoyo del Programa Riqueza Natural de USAID; el Instituto Humboldt; la Wildlife Conservation Society (WCS), y con el sello de calidad de Punto Aparte Editores. 


Así mismo, desde ProColombia se ha trabajado en la facilitación del retorno y la mejora de la conectividad; el acompañamiento a los empresarios a través de herramientas de reenfoque para el mercado; y la promoción de alianzas interinstitucionales e intrarregionales.

Plataforma exportadora de manufacturas

Este sector se caracteriza por su diversidad de oportunidades en los diferentes segmentos económicos. 


Por un lado, los vehículos de carga y los eléctricos fueron los segmentos de movilidad que registraron mejor comportamiento en ventas durante 2020. Aquí, se generaron iniciativas que promovieron la inversión como la renovación de la flota vehicular de carga o los incentivos a la movilidad eléctrica. Igualmente, la creciente demanda de alternativas distintas de transporte fue una oportunidad excelente para empresas ensambladores de vehículos tipo SUV o motocicletas. 


En cuanto a la industria de la maquinaria, se prevé que la producción local, el nearshoring y la diversificación del suministro de insumos ganarán importancia en 2021 y posicionarán cada vez más a Colombia como un destino ideal para la llegada de capital extranjero. 

Algo similar ocurre con la producción de algunos artículos industriales y de hogar en Colombia, donde las cifras también indican que se esperan crecientes oportunidades. Según el BVVA, este año el crecimiento del consumo privado en el país podría crecer 5,8%, muy por encima del crecimiento del consumo público (3,6%) y de la inversión en capital fijo (3%). 


Por otro lado, los materiales de construcción y metalmecánica se proyectan como otro subsector que muestra buenas perspectivas para este nuevo año.


De acuerdo con FitchConnect, en 2021 el sector de la construcción podría crecer 7,7%, y entre 2022 y 2024 podría mantener un crecimiento promedio anual alrededor de 3,3%. 


En particular las nuevas concesiones que se lancen en el futuro podrán ser una oportunidad para los inversionistas en la medida que se usen esquemas alianzas público-privadas (APP) para obtener diversificación de las fuentes de deuda e inversión de capital en proyectos de infraestructura. 


En este sentido, las concesiones viales 5G serán una excelente alternativa para invertir y continuar atrayendo recursos a este sector. 


Así mismo, la etapa de finalización de las obras 4G, algunos proyectos de ampliación y renovación de aeropuertos y puertos, y la ejecución del Metro de Bogotá, serán determinantes para la reactivación del sector en cuanto a demanda de materiales de construcción y productos del sector de metalmecánica. 


Por último, respecto a la construcción de vivienda, según cifras de Camacol, se espera que en 2021 se vendan más de 195.000 viviendas, un 7,5% más que en 2020. 

Perspectivas positivas para la cadena de Químicos y Ciencias de la Vida


Otra de las industrias que presenta excelentes oportunidades para suplir el mercado local y regional es la producción de insumos médicos.  


La creciente demanda de estos productos, que seguirá siendo alta a lo largo de la pandemia, ha incrementado el consumo de materiales como la resina y el polipropileno, los cuales se producen en altas cantidades en Colombia.


También es importante resaltar que, para el sector de salud, importantes compañías farmacéuticas que desarrollan estudios en la lucha contra el COVID-19 han elegido a Colombia para la investigación. De acuerdo con la Asociación Colombiana de Centros de Investigación Clínica, en el país hay 121 centros de investigación y se han aprobado 366 estudios clínicos desde 2014.


Igualmente, el país cuenta con plantas especializadas de producción en medicamentos de síntesis química con altos estándares de calidad y capacidad para fabricar una amplia variedad de formas farmacéuticas. 


Todas estas condiciones serán fundamentales para las empresas extranjeras que buscan relocalizarse, en busca de mercados más cercanos a sus clientes finales. En el continente americano, Colombia se presenta como una opción extraordinaria, en particular para suministros de protección para manos y cuerpo, guantes de examen desechables, insumos relacionados con la vacuna y guantes quirúrgicos.


Igualmente, junto a las necesidades del sector salud, en 2020 aparecieron otras posibilidades para la cadena de Químicos y Ciencias de la Vida que potenciarán la reactivación económica.

 
La industria plástica, por ejemplo, una de las que ha enfrentado un mayor impacto por la pandemia, se ha visto beneficiada por la seguridad e inocuidad que experimentan los consumidores en sus compras habituales de los envases producidos con este material.  


Algo semejante ha ocurrido con algunos productos de limpieza. América Latina lidera las ventas de blanqueadores en el mundo con el 35% del mercado global, y se espera que dichas ventas crezcan aún más en la región debido a la pandemia, ya que es un producto de bajo costo, pero efectivo y multipropósito. 
.


 

Descargas