23 Abril 2021
Las botas militares, diseñadas por Industrias W. Wilches para la guerra en la selva de Colombia, ahora son usadas por jóvenes en las calles de Nueva York. Un paso importante para la empresa colombiana que sueña con conquistar el Medio Oriente, donde busca consolidarse como proveedor de confianza y calidad de calzado.

Industrias W. Wilches viene dando grandes pasos en el sector de calzado en Colombia desde hace 12 años. La empresa se arriesgó y empezó a invertir en ciencia e investigación para desarrollar botas militares con tecnologías que mejoran el rendimiento y la calidad de vida de los soldados. El respeto y la admiración por los militares fue la principal motivación para salir de la zona de confort y crear un calzado con características diferenciales.  

Las botas militares, creadas por la empresa ubicada en Bogotá, evitan los hongos y bacterias en los pies, regulan la temperatura, son repelentes al agua y cuentan con propiedades ergonómicas que mitigan el impacto durante las marchas. Las expectativas fueron superadas tanto que desde hace cinco años hacen parte de la indumentaria de las Fuerzas Militares de Colombia.

Tras este logro, Industrias W. Wilches se interesó en abrir nuevos mercados en el exterior y en 2019 exportó el primer lote con 1.000 pares de botas militares para hombres hacia Estados Unidos. Esto gracias a la corporación Ventures y directivos de Fedex quienes con solo mostrar el prototipo del calzado cautivaron a los accionistas de la firma Moret Group, propietaria de Sprayground, marca que compra las botas militares a la empresa colombiana.

Sprayground, en cabeza del diseñador David Ben David, buscó trasmitir al público joven e irreverente, que durante años se ha dejado cautivar por las maletas de la marca, que se trata de las botas del futuro, las cuales pasaron de usarse en la guerra de la selva a la guerra urbana en las calles de Nueva York. El éxito fue total, tres días después de la campaña de expectativa por redes sociales, se vendieron todos los zapatos enviados por Industrias W. Wilches a la marca norteamericana.

“La acogida fue muy positiva y los pares de botas se vendieron a los pocos días del lanzamiento. Este año exportamos nuevamente hacia Estados Unidos un lote con 700 pares de botas militares y en seis días se agotaron. Esto es una muestra de que podemos soñar en grande pues contamos con todo el potencial para posicionarnos en el exterior como un proveedor de confianza y calidad”, afirma Wilson Wilches, gerente general de la empresa colombiana.

Actualmente, Industrias W. Wilches se encuentra en el proceso de producción del tercer envío que Sprayground lanzará en octubre del 2021, durante la semana de la moda en Nueva York. Para esta ocasión, exportarán aproximadamente 2.500 pares de zapatos desde la talla 5 hasta la 13, que podrán ser adquiridos por hombres y mujeres. Asimismo, se encuentran trabajando en una nueva tecnología para que las botas tengan biosensores que ayuden a los militares a detectar los explosivos y un dispositivo de pies eléctrico que genere energía mientras la persona camina y carga los equipos electrónicos.

El futuro es prometedor y los planes de la empresa colombiana son ambiciosos. Ahora sueñan con conquistar el Medio Oriente y ya están dando pasos para lograrlo. Por petición de Sprayground, que también comercializa sus productos en Dubái, próximamente Industrias W. Wilches empezará a exportar las botas militares hacia este mercado. Además, con el acompañamiento de ProColombia, se encuentran en el proceso de consolidación de alianzas para venderlas al ejército de Abu Dabi y de Arabia Saudita.

Según el gerente de la empresa colombiana, “desde el 2017 hemos contado con el acompañamiento de ProColombia en programas como Fábricas de Internacionalización que nos ha ayudado a fortalecer el proceso exportador de manera significativa. Las actividades que ellos organizan y las asesorías que ofrecen han sido fundamentales para entender el mercado extranjero y abrir nuestra visión hacía nuevas posibilidades de negocios”.

Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, aseguró que “el sector del calzado es parte importante del plan de reactivación económica que estamos llevando a cabo. Por lo que, desde ProColombia continuaremos apoyando a las empresas colombianas, para que concreten las oportunidades de ventas internacionales en mercados competitivos como el del Medio Oriente donde Colombia, el país más acogedor del mundo, busca posicionarse como proveedor de talla mundial”.

Según cifras del Dane, con análisis de ProColombia, las exportaciones de calzado llegaron a US$19,4 millones en 2020. Ecuador, Estados Unidos, Costa Rica, Panamá, Chile y Perú fueron los principales compradores, mientras que los departamentos más exportadores fueron Bogotá, Antioquia, Santander, Valle del Cauca, Cundinamarca, Norte de Santander y Atlántico. En el caso de Cundinamarca, las ventas internacionales de calzado registraron US$1,3 millones.

Descargas