Usted está en:

Ropa de golf infantil colombiana hace ‘hoyo en uno’ en siete países

Ropa de golf infantil colombiana hace ‘hoyo en uno’ en siete países

Cuando Andrea Nieto le preguntó a su padre sobre qué producto nuevo vender en el mundo del golf, tuvo como respuesta la mirada extrañada de alguien que conocía muy bien el negocio y para quien ya todo estaba inventado, especialmente en los países que son potencia en este deporte.

Sin embargo, la respuesta la encontró en su hijo y surgió de una pregunta que se hacen todas las mamás. “Juego golf desde muy niña y quise que mi hijo también comenzara desde pequeño. Un día pensé sobre qué ropa le iba a poner para jugar y me di cuenta de que nunca había visto prendas de golf para niños. Esa fue la primera alerta”, cuenta Andrea.

Dedicada a la crianza de su hijo, Andrea seguía con el propósito de encontrar un negocio que le permitiera compartir con su familia y explotar los conocimientos que le dejó el tiempo en que fue jugadora de alta competencia y los cinco años de experiencia manejando la empresa de su padre: un campo de golf. 

El primer paso fue investigar. Como todos los años, en 2010 viajó al PAG Merchandise Show, en Orlando (Florida), pero esta vez con un propósito diferente: identificar la competencia. “Encontré que sólo había dos compañías y ambas eran americanas. Para entonces -agrega la empresaria-, importantes marcas deportivas aun no ofrecían ropa junior”.

La idea tomó fuerza y a su regreso comenzó a darle vida al negocio. Con el acompañamiento de PROCOLOMBIA, afinó los procesos de su compañía para responder a las exigencias del cliente extranjero. “Los procesos de mi empresa son estrictos. Puedo decir que crecí de la mano de la entidad que siempre ha estado para orientarme sobre los aranceles, las normas de origen y sobre los mercados a los que quería exportar”.

En noviembre de 2010 ya estaba montada en un avión para hacer su primera agenda comercial, en compañía de la entidad. “Empezamos por Costa Rica por ser un mercado más pequeño y con potencial. Se hizo el primer negocio con un hotel y fue el primer logro, previo a su ingreso a Canadá y especialmente a Estados Unidos, en donde se concentra la mitad de los 80 millones de jugadores que hay en el mundo”.

Ropa de golf con cero arancel

La empresa de esta economista e historiadora, que confiesa no “saber enhebrar una aguja”, ya exporta a Costa Rica, República Dominicana, Panamá, Puerto Rico, México, Canadá y Estados Unidos. Sus ventas en estos tres últimos países se han beneficiado de los tratados de libre comercio que Colombia tiene vigente con estas naciones.

“Cuando acabó el Atpdea con Estados Unidos fue duro: tenía que pagar el 30 por ciento de arancel más el transporte.  Con el TLC la diferencia se nota. Me beneficio de los tratados y también de las macrorruedas de PROCOLOMBIA a la que he asistido, especialmente para exportar al mercado canadiense”, afirma.

En Estados Unidos las prendas de Golf for Kids se venden en el club más elegante de Beverly Hills, en donde juegan los hijos de celebridades como los actores Angelina Jolie y Brad Pitt. Y en Puerto Rico, la marca se ofrece en las instalaciones del campo de golf de Donald Trump.

La pronta respuesta a sus clientes, la calidad y el valor agregado del producto son los factores que han llevado su empresa por el camino del éxito.

“Manejamos telas con protección solar y que transportan mejor la humedad: cuando la prenda se moja, por la forma como está elaborada, dispersa la humedad y se seca rápido, así los niños tienen menos posibilidad de contraer una gripa. Son prendas que no necesitan plancharse y duran menos tiempo en el secado, así que también se genera ahorro en el hogar”, cuenta.

Los buenos resultados, para Andrea Nieto, también se deben a que el sueño de exportar es “una carrera de resistencia y no de velocidad”. Esto, sumado a la formación en comercio exterior que PROCOLOMBIA les ofrece a empresarios como ella, ha sido importante para su expansión.

“A finales de 2010, cuando arranqué, encontré mi primer cliente. Hoy, un poco más de dos años después tengo más de 40. En enero de 2011 participé por primera vez en el PGA Show como empresaria y fui con PROCOLOMBIA. Fue muy emotivo porque demostré que sí había algo que se podía vender. A mi papá y a mí se nos aguaron los ojos de la emoción”.

Chat
-